Death Yell

DEATH YELL 1990

Death Yell es una banda chilena de death/black metal formada en Santiago en 1987. Su formación original se remonta a la época en que Andrés Herrera (guitarra) y Andrés Lozano (guitarra) eran compañeros de colegio, que venían tocando juntos, desde 1986, covers de bandas como Metallica y Exodus.
En 1987 se integra Patricio Diez (batería) y se comienza a dar forma a lo que sería Pestilence, primer nombre debut de la banda. Al poco tiempo, con esta formación y luego del paso de varios bajistas y vocalistas que no lograban asumir el estilo, la banda comienza a encontrar su identidad cercana al death metal, caracterizándose por la alta velocidad y los giros inesperados de ritmo.

A mediados de 1988 se unen a la banda Felipe Allende (bajo) y Sergio Arenas (voz) que provenían de la escuela heavy metal. Con esta alineación la banda cierra su estilo de velocidad, técnica y particular voz desgarradora, diferenciándose de las bandas de la época.
Es con esta formación que la banda cambia su nombre a Death Yell.

Comenzó entonces una época de diferentes presentaciones y conciertos logrando una conexión inmediata con el púbico debido a su despliegue musical y energético, logrando consolidarse como banda revelación.
Entre los años 1988 y 1989 Death Yell creó muy buenos vínculos con otras bandas como Atomic Aggressor, Sadism y Darkness, lo que significó la conformación de las bases de la nueva escena underground de death metal en Chile.
En 1988 componen y graban su primer demo debut Vengeance from Darkness (1989) bajo el sello Morbid Rites, con el que demostraron su manejo en diferentes estilos, logrando éxito de crítica y de ventas.

Gracias a este demo obtienen reconocimiento internacional. Posteriormente algunos temas fueron re editados por el sello estadounidense Seraphic Decay Records y por el sello alemán Turbo Records.

La banda comenzó a considerar la idea de grabar un LP y de girar por Sudamérica, pero las ocupaciones paralelas de los integrantes y las diferencias de estilo, terminaron por disolverla, convirtiéndose en una banda de culto que fue pilar y referente de la escena metal underground chilena.